logo

 

 

Reapropiando espacios a través del arte: encuentro con jóvenes

Debajo del cemento y la pintura desgastados se esconden años de tradición y riqueza cultural.

– Colectivo Tomate, promotores de Ciudad Mural

por Salvador Tenorio Pérez (7 de Diciembre 2013)


Paredes: monumentos que resisten al tiempo y en los que se reflejan sus habitantes. Si las calles y paredes de Erongaricuaro hablaran y dijeran lo que han visto. ¿Qué nos dirían? ¿Qué compartirían? ¿Qué secretos revelarían?

Bajo esta inquietud, la Granja Tierramor, la Red CEIBAS A.C., ciudadanos de Erongaricuaro y profesores de la Escuela Nacional de Estudios Superiores, Unidad Morelia de la Universidad Nacional Autónoma de México (ENES, UNAM-Morelia) convocamos el pasado 30 de noviembre a 30 jóvenes estudiantes de las Licenciaturas de Arte y Diseño, Ciencias Ambientales e Historia del Arte de la ENES, UNAM-Morelia y un grupo de jóvenes de Erongaricuaro para reflexionar sobre la importancia del patrimonio cultural y natural del pueblo, compartir historias y recorrer sus calles.

La jornada comenzó con una ronda de presentación en la que compartimos sueños y anhelos, para después pasar a compartir él porque nos animamos a participar en esta reunión. El interés por el rescate del patrimonio cultural, la necesidad de rescatar los espacios públicos que ahora se encuentran olvidados y cooptados por el narcotráfico, la reapropiación de los espacios a través del arte como herramienta de cohesión social, la intervención urbana a través del técnicas como plantillas (stencil), grafiti y mural; fueron opiniones que salieron en el vaivén de la palabra compartida.

01Continuamos con un paseo por el pueblo guiado por Migue, Tito, Mane, Jero y Merlín –jóvenes de Erongaricuaro-. Casas de tierra y teja contrastadas con las casas con estética importada de ladrillo, cemento y block nos guiaron hacia “el muelle”. Nombre heredado de los papás y abuelos a los que les tocó disfrutar de tiempos en los que el Lago de Pátzcuaro llegaba hasta esa zona y las lanchas se amarraban a la orilla y los niños se aventaban clavados desde el barandal formado por viejas vías del tren. Del “muelle” lo que quedan son historias y un canal que conecta al actual lago 2 kilómetros adentro debido a los procesos de desecación que desde hace 40 años lo están llevando a su extinción.

Mane nos compartió que antes del actual desarrollo turístico impulsado por el municipio en el que se rentan lanchas, se ofrecen alimentos y artesanías de la zona del Lago de Pátzcuaro al turista ocasional. Ese canal era frecuentado por la gente del pueblo para pasar el tiempo, para compartir con amigos y familia.

02Tomamos medidas, compartimos ideas sobre que se podía plasmar en ese espacio y nos movimos hacia “el campo” cruzando la Iglesia y la plaza del pueblo. “El Campo” es una zona con cancha de futbol, juegos para niños y una gran barda de ladrillos pintada de blanco que lo cerca. Reunidos en el kiosco mientras el equipo de los blancos con rayas azules se enfrentaba contra el equipo rojo de calcetas blancas. Se hablo de la importancia del acondicionamiento del parque para que la gente se sienta atraída a jugar al parque, se sentencio a las bardas para ser víctimas del grafiti con frases al estilo acción poética, acompañadas de stenciles que inviten a pasar, y se compartieron los usos y des-usos que la gente hace de ese espacio: desde la cascarita dominical y la recreación de los niños, hasta el brindis furtivo.

Apresurados por el hambre regresamos a la Granja Tierramor para comer unas deliciosas, magníficas, y muy aduladas, corundas y frijoles preparados por Doña Rosi y Ceci. Luego de satisfacer al cuerpo nos juntamos para que el grupo de jóvenes de Erongaricuaro nos compartieran como les gustaría ver a su pueblo en el futuro y retomar ideas para plasmar en los murales.

Por último realizamos una actividad de “espacio abierto” teniendo una mesa para cada uno de los murales: El Muelle, El Campo y la Granja Tierramor. Guiados por las preguntas ¿Qué mensaje queremos plasmar? Y ¿Con que técnicas se realizaría el mural? Fuimos recorriendo cada una de las mesas para hacer una lluvia de ideas y un boceto de cómo se intervendría cada espacio.

El Muelle

El espacio a intervenir está compuesto por tres pequeñas bardas (una de las cuales forma parte de una banca), unas escaleras y parte de la pared de una casa. Por su historia y sus características se definió que el tema a tratar en este espacio era el de “encuentro e intercambio”. En él se reflejará la parte cultural de Erongaricuaro como un lugar de encuentro y transición entre la sierra y el lago, en el que se plasme el pasado para entender el presente a través de una visión esperanzadora que active la memoria colectiva.

Dentro de las técnicas a utilizar se acordó que serían texturas varias como el mosaico, vidrio integradas al espacio tanto en color como en textura buscando mantener elementos opuestos pero complementarios.

El Campo

Al ser este un espacio muy amplio, se plantea una intervención mayor al no solo actuar sobre las bardas por dentro y fuera, e incluir la instalación de botes de separación de residuos, el acondicionamiento del lugar con la poda, limpieza y siembra de plantas. El tema para El Campo será “la identidad de la gente de Erongaricuaro y la sensibilización” y se plasmaran en sus bardas frases, refranes, consejos, poemas y acertijos acompañados de imágenes representativas. Con el propósito de fomentar la lectura, invitar a la gente a entrar al parque, sensibilizar respecto a problemas locales.

Para este espacio se plantea el uso de técnicas como el mural, el grafiti y el stencil involucrando e invitando a niños, jóvenes, adultos y ancianos ya que este espacio necesitara de muchas manos.

La Granja Tierramor

03Este espacio se encuentra a las orillas del Barrio de Santiago, en el que desde hace 20 años varios proyectos y familias se han asentado con la intensión de mantener una relación armoniosa con la naturaleza. Por lo cual el tema elegido fue “la interculturalidad, la vinculación con la naturaleza y la sanación” ya que son temas que se trabajan en la Granja Tierramor y se ven presentes en los vecinos que conforman esa parte del Barrio de Santiago. En él se reflejará la parte ecológica a través de imágenes que evoquen a la fertilidad, la regeneración y la diversidad siempre vinculándola con el ser humano.

En cuanto a las técnicas se utilizarán materiales no contaminantes como el cob pintado con minerales y pinturas de nopal lo cual permitirá ciertas texturas y relieves en el mural.

05Por último hicimos un círculo de la palabra para cerrar con que era lo que más nos había gustado de la experiencia, reafirmar compromisos y plantear nuevas invitaciones. Siguieron el café y el te entre las múltiples despedidas de aquellos que no querían partir pero cuyos deberes académicos los hacían volver a Morelia.

Este proyecto apenas comienza. Estas paredes apenas comienzan a hablar. El próximo año se iniciara varias actividades previas a la realización de las intervenciones. Los jóvenes y profesores de la ENES, UNAM-Morelia se van con el compromiso de realizar relatos orales de diferentes personalidades del pueblo para cosechar ideas y frases para el mural en El Campo y El Muelle, fotografiar miradas y espacios de Erongaricuaro para alimentar ideas de los murales, y buscar fondos para los materiales.

04Mientras los de Erongaricuaro nos quedamos con el compromiso de invitarlos a una rodada y caminada por el bosque, de invitar a más jóvenes del pueblo interesados en el tema y de buscar el apoyo del municipio y empresarios locales para el proyecto.

Salvador Tenorio Pérez

Red CEIBAS A.C., Erongaricuaro, Michoacán, a 07 de Diciembre de 2013.

 

arriba