logo

 

 

Las enseñanzas del suelo

(de Richard Heinberg, publicado en „The Ecologist“, tomado de Museletter #198 "Various Musings" - http://www.richardheinberg.com - , traducción al castellano: H. Hieronimi)

hortafam
práctica de siembra durante el reciente curso "Hortalizas familiares y biointensivas"

Es difícil aprender o hacer mucho acerca de la sustentabilidad sin „ensuciarse las manos“...

Ciertamente, los problemas globales de la degradación de los recursos y el cambio climático involucran algo de pensamiento de alto nivel. Tenemos que entender algunos números importantes – 350 partes por millón de CO2 (la meta necesaria para evitar un cambio climático catastrófico), 5% de declive anual en los campos petroleros existentes (que tenemos que superar para prepararnos para el inevitable clímax en la producción petrolera mundial). Necesitamos habilidades de análisis y convencimiento, y un entendimiento al fondo de las cosas. Inevitablemente, todo esto requiere mucho tiempo frente de la computadora y en el internet.

De todos modos, mientras atendemos a estas tecnologías y abstracciones, tendremos mas probabilidad de avanzar con nuestra meta principal de construir una cultura sostenible, si al mismo tiempo estamos „aterrizados“en  la actividad más básica, que existe: obtener alimentos directamente de la tierra.

La lectura me ha enseñado bastante. Sembrar hortalizas me ha enseñado mucho más. Muchas veces, las lecciones que aprendemos , quizas suenan raros una vez que les ponemos palabras: ¡se humilde! ¡No pidas demasiado, ni demasiado rápido! ¡Date cuenta de las interrelaciones! ¡Camina lento, pero siempre con atención para estar preparado al rápido surgimiento de problemas y oportunidades! Todo se aprende cultivando tus alimentos, con todo tu cuerpo.

huertohuehue
hortaliza familiar realizada por holger en la ecoaldea Huehuecoyotl (abril 2000)

Delegando la producción de alimentos enteramente a los demás surge inevitablemente la división de labores por tiempo completo, que es el origen y la raíz principal (altamente vulnerable) de la civilización. Solamente en las civilizaciones agrarias el sistema rígido de clases ha podido surgir, en el cual las decisiones más importantes las toman personas que no tienen que pasarse por lo menos parte de su tiempo contemplando nuestra dependencia humana de la naturaleza.

En vez de esto, los gerentes, contadores, soldados y funcionarios religiosos de las sociedades complejas (muchas veces formados en estados nacionales), tienden a fijar su vista cada vez más en la matrix social completamente basada en el discurso, poniendo cada vez más atención en palabras, dinero, y tecnología, y cada vez menos en las estaciones, la naturaleza, los pájaros y los insectos. Y esto, últimamente, es la razón porque colapsan las civilizaciones. Las personas en el poder sencillamente no toman nota que la base ecológica de su sociedad está siendo desvastada.

¿Suena familiar?

inver
cultivo orgánico en invernadero familiar, granja Tierramor, julio 2008
Hay muchas razones para cultivar tus alimentos en estos tiempos. Comenzando por la realidad de que los precios de los alimentos se están incrementando y que la calidad nutricional de lo que se puede comprar en el supermercado está disminuyendo.

nosotros, quienes estamos inmersos en los asuntos de la sustentabilidad, tenemos aun más razones para sembrar y cultivar- tenemos que enseñar a nuestros vecinos las capacidades de supervivencia que necesitarán una vez que los combustibles fósiles desaparezcán. Tenemos que poner un ejemplo, y ayudar en la tarea de construir las redes de productores que puedan proveer alimentos durante los tiempos duros que vendrán.

la mejor de todas las razones para cultivar la tierra es: ¡ser saludable! - Esto lo interpreto de dos maneras: Si, la hortaliza es un refugio de un mundo que muchas veces parece estar explotando. ¡Apaga la tele,la compu y agarra una pala! Seguramente te sentirás mejor. Pero más importante aun: Si cultivamos la tierra, tenemos la posibilidad de ser personas mas equilibradas , capaces de hacer elecciones mas saludables. ¡la humanidad necesita aqui y ahora este tipo de personas! “

ver mensaje original en http://www.richardheinberg.com/MuseLetter/198

arriba