jo
Crítica


El arte de atrapar la luz
Revista Correo de Arte (1979)

El hacer participar la luz en una obra de arte, se remonta a muchos siglos. La epoca de esplendor del vitral se produce en pleno gótico , cuando en cooperación con la arquitectura atrapan el espacio y la luz y lo convierten en un acto de fe. Con esta actitud se realizan los impresionantes vitrales de Chartres La Sainte Chapelle y de numerosas catedrales europeas.
A partir del barroco el vitral se hace cada vez más decorativo y entra en un perí­odo de crisis. A principios de siglo XX el artista se enfrenta a nuevos materiales constantemente renovados por una sociedad tecnológica y a nuevas aplicaciones en una sociedad consumista.
En la actualidad nuevos materiales se incorporan a la posibilidad de cooperar con la luz. Materiales diferentes plantean soluciones diferentes en imagen y en resultado, pero se mantiene el contrapunto el color y la luz.

Visitar el taller de Jesús Ortiz es sentir la materia. El alquimista que mezcla diversas sustancias y solidifica el agua, pues ésta es la sensación al ver uno de sus vitrales. Agua solidificada, estructurada en geometrí­as un tanto veladas, que actúan como caleidoscopio repitiendo planos y gotas donde la luz atrapada se convierte en elemento de expresión.
Las geometrí­as se superponen y entrelazan con olas lí­quidas que las sensibilizan y hacen sentir el material expresándose a sí­ mismo.

Ortiz llega al vitral desde una formación de pintor y como tal juega con los colores. Se podrí­a decir que en sus obras conviven y se combinan varios lenguajes, por un lado la técnica informalista que permite al material inundar el plano, desparramarse en oleadas, por momentos tenue como gotas de rocí­o, por momentos tumultuoso y barroco, por otro la geometrí­a, el cálculo, la medida, lo que contiene, lo que estructura, lo que al caos le da forma, además está el color sensible, de un ojo educado en la observación de la realidad en su época de pintor de cuadros.

Estos tres elementos, formas diferentes de concebir el mundo, se amalgaman en una unidad particular, plena de logros que le confieren una visión personal y rica.

___________________________________________________________


¿Qué sentido tiene el arte en la actualidad?
Reportaje a Jesús Ortiz

Revista "El Abasto" (2002)

Países devastados, corruptos y dependientes nunca podrán cercenar la imaginación. Podemos dar un ejemplo: Goya fue testigo de la decadencia y corrupción de un imperio en bancarrota, a lo que hay que agregar la guerra contra la invasión napoleónica; no obstante, la genialidad de su arte dio un sentido a ese caos.

Caos que tanto se repite en la historia, donde algunos espí­ritus defienden y dan sentido a la vida con su imaginación y desde variadas artes.

Los artistas con la experiencia de sus emociones dan un aporte de esperanza al mundo.

___________________________________________________________



PRESENTACIÓN A LA MUESTRA EFECTUADA EN LA FUNDACIÓN ESTEBAN LISA

Hace alrededor de treinta años me asombraba el tratamiento detenido, elaborado por transparencia y superposición de la materia de Jesús Ortiz, con lo cual generaba un clima muy particular en sus obras. Los trabajos que hoy podemos contemplar conservan esos mismos principios de tratamiento, si bien le suma a partir del tema una ironía, por momentos contenida, por momentos ácida. Obras como El rey de la máscara de oro, nos hablan de la continuidad en su labor plástica, por la manera en que estructura el cuadro, así­ como el tratamiento cromático; otro tanto ocurre con Los paracaidistas, en donde la ironí­a tiene como protagonista al hombre más allá de sus circunstanciales oficios, esta escena tiene como fondo de paisaje montañoso del paí­s vasco, que como elemento emblemático es recurrente en sus obras. La fantasí­a lindante con lo surreal está presente en La mesa repleta de soberaní­a.

ALBERTO H. COLLAZO
Mbro. de la A.A.C. de Arte
Septiembre de 1991

___________________________________________________________

 

La presencia de JESUS ORTIZ en el Centro Cultural Marcó del Pont

Roberto Broullon

El plan de las ciudades , es un personaje lúdico en los trabajos constructivos del pintor JESUS ORTIZ, que en el espacio íntimo de su casa puede plantar “edificios”y “calles” sobre una mesa junto a un jarrón con flores. Así como “el espacio exterior de los edificios y monumentos es el espacio interno de las ciudades” (B. Zevi) el ciudadano ORTIZ las toma como motivo para sus  invenciones plásticas, articulando un juego de dameros inverosímiles que podría llevar al infinito, para volver a empezar…Todo cabe en la imaginación, cambiando tonos y cuadrículas parecidas pero nunca iguales, minuciosamente ordenadas por el pintor. Así como “una recta es una curva arrepentida” (o viceversa), también los cuadrados romanos se transforman en cubos y otros cuerpos geométricos tridimensionales, que se elevan en el plano; pequeños trocitos de madera prolijamente ensamblados en una gama de colores con predominio de claros y tonos pastel. Y así como las ciudades están atravesadas por cables, alambres, banderas y otros elementos que surcan el espacio aéreo, ORTIZ en sus obras juega con ellos introduciendo una dinámica que cruza el damero de “calles y avenidas”, en distintos ritmos y direcciones contrastantes. Bien podría decir JESUS ORTIZ , recordando a uno de sus queridos maestros en la década del 60, el gran CARLOS GIAMBIAGGI – “Se me pregunta muchas veces por qué no existe la presencia de la figura humana en mis paisajes. ¿ y yo, qué soy?

Roberto Broullon

dibujante, pintor

expo

 

página principal - obra - crítica - contacto


 

logo